Posibles complicaciones

EN TRAUMATISMOS Y HERIDAS DE LA MANO

Los traumatismos y heridas en la mano pueden dar lugar a una serie de complicaciones que pueden afectar la función y la movilidad de esta importante extremidad. Es crucial reconocer estas posibles complicaciones para poder gestionarlas adecuadamente. A continuación, se presentan algunas de las complicaciones más comunes asociadas con los traumatismos y heridas de la mano:

1. Infección

Las heridas abiertas en la mano pueden ser susceptibles a la infección, especialmente si no se tratan adecuadamente o si no se mantienen limpias. Las infecciones pueden causar enrojecimiento, hinchazón, dolor y supuración en el sitio de la herida. Las infecciones graves pueden extenderse a los tejidos circundantes y los huesos, lo que puede requerir tratamiento con antibióticos intravenosos y, en casos graves, cirugía para drenar el absceso.

2. Cicatrización Anormal

Dependiendo de la profundidad y la extensión de la herida, la cicatrización puede no ser uniforme y pueden desarrollarse cicatrices hipertróficas o queloides. Estas cicatrices pueden ser antiestéticas y también pueden causar limitaciones en la movilidad de la mano si afectan los tejidos circundantes y la flexibilidad de la piel.

3. Contracturas

Las contracturas son el resultado de la cicatrización y la contracción excesiva de los tejidos conectivos en la mano. Esto puede ocurrir después de una lesión o una quemadura, y puede llevar a una pérdida de movilidad y rigidez en los dedos y las articulaciones. Las contracturas pueden interferir con las actividades diarias y pueden requerir terapia física o incluso cirugía para corregir.

4. Lesiones de Nervios y Vasos Sanguíneos

Los traumatismos en la mano pueden dañar los nervios y los vasos sanguíneos que suministran sangre y controlan la sensibilidad de la mano. Esto puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad muscular y cambios en la sensibilidad táctil en la mano afectada. En casos graves, puede ser necesaria la reparación quirúrgica de los nervios y los vasos sanguíneos para restaurar la función normal.

5. Rigidez Articular

La inmovilización prolongada de la mano debido a una lesión o cirugía puede provocar rigidez en las articulaciones y dificultar el movimiento normal de la mano y los dedos. La terapia física y la movilización temprana son importantes para prevenir la rigidez articular y promover una recuperación completa de la función de la mano.

6. Dolor Crónico

Algunas lesiones de la mano pueden dar lugar a dolor crónico persistente, especialmente si no se tratan adecuadamente o si hay daño permanente en los tejidos o los nervios. El manejo del dolor crónico puede requerir un enfoque multidisciplinario que incluya medicamentos, terapia física, terapia ocupacional y técnicas de manejo del dolor.

Es importante tener en cuenta que estas complicaciones pueden variar en gravedad y pueden requerir diferentes enfoques de tratamiento. Si se experimentan complicaciones después de un traumatismo o herida en la mano, es fundamental buscar atención médica para recibir un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento individualizado.

Lic. Sebastián Pablo Galleano

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top